6 elementos que debe verificar periódicamente en su vehículo accesible en silla de ruedas

El mecánico de MobilityWorks inspecciona debajo del capó del vehículo

Ya sea que programe una cita con nuestros centros de servicio o prefiera utilizar nuestro servicio de valet, los técnicos de MobilityWorks están aquí y listos para mantener su vehículo en buen estado y en buen estado de funcionamiento. A menudo nos preguntan cuáles son los elementos más comunes para verificar en su vehículo. Éstas incluyen:

  1. Ascensores y Rampas
    Siempre debe tener en cuenta el estado del equipo de conversión en su vehículo accesible para sillas de ruedas. Por ejemplo, si escucha ruidos anormales como rechinar mientras usa su elevador o cree que una bisagra puede estar floja en su rampa, esto podría ser una señal de que necesita servicio. Las comprobaciones de mantenimiento periódicas garantizarán que todo, desde los soportes de elevación y el funcionamiento del asiento de transferencia hasta las sujeciones de la silla de ruedas y los sistemas hidráulicos, funcionen correctamente.
  2. Sistema de luces e iluminación
    Una de las cosas más esenciales que debe verificar en su vehículo es el sistema de iluminación. Esto incluye sus faros, luces traseras, luces antiniebla, intermitentes, luces de freno, luces de emergencia y luces interiores. La iluminación adecuada es fundamental para mantenerse seguro en la carretera. Le permite ver claramente la calzada y lo que está delante de usted, además de garantizar que sea visible para otros conductores.
  3. Neumáticos
    La presión del aire debe comprobarse con regularidad, junto con el estado general y la profundidad de la banda de rodadura. Mantener los neumáticos inflados correctamente puede ayudar a reducir el desgaste y prolongar su vida útil, mientras tanto, la profundidad de la banda de rodadura es importante para mantener la tracción, especialmente en carreteras mojadas o nevadas.
  4. Aceite, refrigerante y todos los demás fluidos
    Todos los líquidos del vehículo deben estar llenos y en buenas condiciones. Esto incluye aceite de motor, líquido de dirección asistida, refrigerante, líquido de lavado y líquido de frenos. Los niveles de líquido inadecuados pueden provocar averías o causar daños graves a su vehículo, por lo que es importante ser proactivo para verificar sus niveles, especialmente antes de un viaje largo. Los factores que pueden afectar la vida útil de estos líquidos incluyen la calidad del líquido que usa y la frecuencia con la que conduce.
  5. Frenos, dirección y suspensión
    Se deben realizar inspecciones periódicas del sistema de frenos y dirección para garantizar que sean completamente funcionales y confiables para mantenerlo seguro en la carretera. El mantenimiento de rutina puede ayudar a identificar problemas potenciales desde el principio antes de que el problema se agrave. Si escucha chirridos, chillidos u otros ruidos extraños al usar los frenos, no espere a que los inspeccionen. También debe estar atento a posibles problemas con la dirección o la suspensión, como una vibración en el volante, una dirección floja o que su automóvil se desplace hacia un lado mientras viaja por la carretera.
  6. Sistema de carga y batería
    Una batería suele durar en un vehículo entre dos y cuatro años. Los fabricantes de vehículos de hoy tienen más componentes eléctricos en su vehículo que nunca, lo que aumenta la demanda de su batería y sistema de carga. Se recomienda que usted, o alguien que conozca, encienda su camioneta al menos una vez a la semana para asegurarse de que la batería no se agote. Tener una prueba visual, así como una prueba electrónica de la batería y el sistema de carga es esencial para mantenerlo seguro en la carretera.

Recuerde, se recomiendan chequeos programados cada seis meses. ¡Nuestros equipos de servicio están aquí para ayudarlo y le deseamos muchas millas felices!

Haz clic aquí para solicitar una cita de servicio para su camioneta accesible.